¿Qué debe incluir tu agenda de RR.HH. en 2022?

Con el advenimiento de la pandemia de Covid-19 el mundo cambió para siempre y esto lo podemos constatar en la forma como nos relacionamos, en cómo nos divertimos y, por supuesto, en la manera de establecer las nuevas relaciones laborales.

En este sentido, el año 2022 se vislumbra como una época llena de cambios para todas las empresas, instituciones y organizaciones en general, quienes tendrán que poner su mirada en la aplicación de nuevas estrategias que les permitan abordar el escenario post pandémico mundial como, por ejemplo, establecer formas híbridas de trabajo, atraer el talento adecuado, diseñar una estrategia de personal sólida o formar líderes, entre otras acciones.

1) Establecer formas híbridas de trabajo

Los viejos paradigmas laborales han venido cambiando con bastante rapidez, y una prueba de ello es que, hasta no hace mucho tiempo, el trabajo se realizaba en su gran mayoría de forma presencial. Sin embargo, las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, han generado innovadoras estructuras que permiten el denominado “Teletrabajo”.

Bajo este escenario luce sensato establecer políticas orientadas a fortalecer las formas híbridas de trabajo, es decir, combinar el trabajo presencial y a distancia como un método innovador que le permita a las empresas jerarquizar las actividades laborales y agruparlas en función a sus necesidades reales.

2) Atraer el talento adecuado

Contratar a personas talentosas pareciera una acción muy obvia para fortalecer el crecimiento de una empresa, sin embargo, en muchas ocasiones se comete el error de colocar a individuos con las capacidades inadecuadas en los diversos puestos laborales.

En ese sentido, los departamentos de recursos humanos deben orientar sus esfuerzos para atraer al mejor talento del mercado en los diferentes cargos de la organización. Para ello se deben crear estrategias de reconocimiento de las necesidades organizacionales y, en función de estas, realizar jornadas de captación de recursos humanos enmarcadas en los objetivos institucionales.

3) Diseñar una estrategia de personal sólida

Cuando hablamos de diseñar una estrategia de personal sólida hacemos referencia al proceso mediante el cual se crean las estructuras necesarias para asignar las diferentes tareas o responsabilidades dentro de una organización, estableciendo al mismo tiempo la jerarquía en un organigrama simple, pero funcional.

En este contexto, los departamentos de recursos humanos tienen una gran responsabilidad en desarrollar los modelos gerenciales que permitan organizar todo el entramado laboral que hace vida activa en las organizaciones y, de esta forma, garantizar el éxito de la empresa.

4) Formar líderes

La capacitación laboral es una de las acciones que nunca puede detenerse en una organización, ya que esta permite el mejoramiento profesional tan necesario en tiempos de cambios. Sin embargo, estos procesos de formación deben ir acompañados de una clara estrategia que apoye la visión de la empresa y coadyuve al fortalecimiento de las capacidades laborales de cada uno de los integrantes de la organización, con especial énfasis en los cargos gerenciales.

5) La movilidad interna

En un entorno cambiante y volátil como el que vivimos, la movilidad interna dentro de las organizaciones, será sin duda un tema prioritario en la agenda laboral empresarial y, para lograrlo, los departamentos de recursos humanos tendrán que maximizar sus esfuerzos para mapear las competencias del personal e identificar a los trabajadores y las trabajadoras según sus destrezas y habilidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − catorce =